Noticias

Sabíamos que la segunda generación del Audi R8 iba a recibir este mismo año su versión Spyder pero lo que no esperábamos era toparnos con ella tan pronto. Presentada en el Salón del Automóvil de Nueva York, estará a la venta a finales de 2016 con el mismo motor V10 que el coupé para disfrutar de toda su velocidad al aire libre. Llevábamos siguiéndole la pista desde el mes de julio y Audi nos ha sorprendido en el presente Salón del Automóvil de Nueva York con la presentación del nuevo Audi R8 Spyder. Mantiene el mismo estilo del modelo con carrocería cerrada pero añadiendo nuevos colores a la gama –como el amarillo que podéis ver– y por supuesto, cuenta con una capota de rápido accionamiento. Ésta es precisamente una de las grandes novedades de este modelo porque por un lado está compuesta por varias capaz de un tejido más fuerte, que mejorará el aislamiento y por el otro, va asociada a un sistema electro-hidráulico que la permite plegarse y desplegarse con gran rapidez. El carácter dinámico del nuevo Audi R8 Spyder V10 queda bien patente a primera vista. La posición adelantada del espacio para los ocupantes, los pasos de rueda muy acentuados y la larga parte trasera definen la silueta clásica de un deportivo de motor central. El nuevo Audi R8 Spyder es 14 milímetros más corto que el modelo anterior, mientras que crece 36 milímetros en anchura. Las líneas horizontales en la parte delantera y trasera enfatizan la anchura del Audi R8 Spyder, como lo hace la parrilla Singleframe grande y baja, que tiene una rejilla con estructura de panal. Unas superficies esculturales la conectan con unos grupos ópticos en forma de cuña, cada uno con 37 diodos emisores de luz como equipo de serie. Como opción de tecnología avanzada, Audi ofrece iluminación láser para una máxima visibilidad y alcance, reconocible por una tira anodizada de color azul en los faros, iluminada adicionalmente. Esta tecnología se combina con intermitentes dinámicos que, en la parte trasera, se suministran de serie en todas las versiones.